Buscar

Terapia Natural contra hongos Cándida


Cándida albicans es el microorganismo fúngico más común en individuos sanos, así como el patógeno fúngico más común que causa infecciones letales (particularmente en grupos de alto riesgo como los pacientes inmunodeprimidos). Se puede encontrar en hasta el 70% de las personas sanas en un momento dado.

Cándida se considera un patógeno oportunista porque puede colonizar de forma inofensiva el tracto digestivo, la boca, piel y el tracto genitourinario. Sin embargo, cuando se altera el equilibrio de las bacterias normales (Ej. Después de un tratamiento con antibióticos) o se debilita el sistema inmunológico (Ej. Tratamiento con corticosteroides sistémicos), la cándida puede aparecer más rápido.


Varias áreas del cuerpo pueden verse afectadas por una infección por hongos:

Tracto urogenital: aunque la cándida se encuentra a menudo en el tracto urogenital femenino inferior en mujeres asintomáticas, la proliferación y la infestación posterior de esta especie fúngica representa aproximadamente un tercio de todas las infecciones en la vulva y / o la vagina (es decir, vaginitis). También conocida como candidiasis vulvovaginal (CVV), esta infección por hongos representa la segunda causa más común de vaginitis en los EE. UU. (Después de la vaginosis bacteriana) y se diagnostica en hasta el 40% de las mujeres que presentan con molestias vaginales


Los investigadores han identificado varios factores que pueden aumentar la susceptibilidad a las infecciones por hongos:

  • Diabetes (con mal control glucémico)

  • Exposición a antibióticos (tanto durante como después de la terapia)

  • Niveles altos de estrógeno (Ej. Anticonceptivos orales o terapia con estrógenos)

  • Sistema inmunológico debilitado por fármacos (Ej. Corticosteroides)

Aunque es menos común, los hombres también pueden contraer infecciones fúngicas. Por lo tanto, es importante que ambos miembros de una relación reciban tratamiento para las infecciones por hongos

La candidiasis se puede clasificar ampliamente en dos formas según el grado de invasión fúngica: candidiasis superficial / mucosa y candidiasis profunda / sistémica. Sin embargo, la candidiasis superficial de la piel y las membranas mucosas es mucho más común que la infección sistémica.

Infección sistémica: aunque las especies de cándida son residentes normales de los tractos gastrointestinal y genitourinario de los seres humanos, ocasionalmente causan una infección profunda o sistemática lo cual indican que el huésped tiene un sistema inmunológico debilitado y pueden ocurrir como resultado de una infección cutánea superficial que invade tejidos más profundos y que finalmente llega al torrente sanguíneo. Una vez que el hongo circula por todo el cuerpo, tiene la capacidad de llegar a órganos vitales como el cerebro, el corazón y los riñones. Si bien esta forma de candidiasis es rara, es la más grave y requieren un diagnóstico rápido y un tratamiento agresivo para lograr un resultado favorable

Dado que los síntomas clínicos de una infección sistémica por cándida pueden variar y, a menudo, son muy similares a los de una infección bacteriana, el estándar de oro para su diagnóstico adecuado es un hemocultivo positivo. Los avances en la tecnología de cultivo de sangre ahora permiten la identificación rápida de una variedad de especies de cándida en tan solo 90 minutos.



Terapia nutricional para infecciones por cándida

Dado el aumento de las infecciones por cándida y su creciente resistencia contra los fármacos antimicóticos de uso común, se necesitan terapias novedosas para la prevención y el tratamiento de estas infecciones.

Modificaciones dietéticas como limitar los carbohidratos refinados (pasta, pan, dulces, refrescos, etc.) puede ser útil para las personas con infecciones por cándida. Un nivel alto de azúcar en la dieta se asocia con candidiasis vulvovaginal y el metabolismo anormal de la glucosa se asocia con infecciones vulvovaginales recurrentes. Las dietas ricas en carbohidratos también se asocian con el crecimiento excesivo de cándida en el tracto gastrointestinal y pueden contribuir a la invasión de la mucosa. Los pacientes con candidiasis deben mantener una dieta sana y bien equilibrada, ya que la mala nutrición es un factor de riesgo comúnmente pasado por alto para las infecciones bacterianas y micóticas.

Probióticos: los datos sugieren que los probióticos como los lactobacilos son beneficiosos contra las infecciones por cándida de las mucosas y deben considerarse especialmente para las mujeres que padecen más de tres infecciones de hongos por año.

Resveratrol: puede contribuir a las características antiinflamatorias. Se ha investigado la actividad fungicida del resveratrol contra Cándida albicans demostrando propiedades antimicóticas potentes y parece ser más seguro que los fármacos antimicóticos convencionales como la anfotericina B (Jung 2007).

Goldenseal: es un producto botánico que se ha utilizado para combatir la inflamación y la infección. Un ingrediente activo es la berberina, que ha demostrado tener fuertes efectos antimicóticos contra la cándida en un entorno de laboratorio. La berberina también ha demostrado efectos sinérgicos contra Candida albicans, cuando se usa en combinación con fármacos antimicóticos de uso común (ej., fluconazol). La berberina puede combatir el crecimiento de cándida al interferir con la capacidad del hongo para penetrar y adherirse a las células huésped (Yordanov 2008).

Lactoferrina: una proteína que se encuentra en las secreciones mucosas (Ej.Calostro / leche humana, lágrimas, saliva y líquido seminal) posee una actividad antimicrobiana de amplio espectro contra bacterias, hongos, virus, y protozoos (Kobayashi 2011). La lactoferrina demuestra un efecto antifúngico significativo contra una variedad de especies de cándida patógenas (es decir, Candida albicans, Candida krusei y Candida tropicalis)

Tea Tree Oil: es un aceite esencial derivado de las hojas de la planta australiana nativa Melaleuca alternifolia (M. alternifolia). Es bien conocido por su valor medicinal y los aborígenes australianos lo han utilizado para tratar resfriados, dolores de garganta, infecciones de la piel y picaduras de insectos, tiene una variedad de propiedades terapéuticas (Ej. Antiinflamatorio y antiséptico) y es un ingrediente popular en varios productos cosméticos naturales (Ej., Champú, aceite para masajes y crema para la piel / uñas)

Aunque el aceite de árbol de té se considera uno de los aceites esenciales más importantes para la actividad biológica contra la cándida (Mondello 2006), una amplia variedad de aceites esenciales poseen propiedades anti-cándida (Ej. Carvacrol sacado del orégano, geraniol, germacreno-D , limoneno, linalol, mentol y timol) (Azimi 2011).

Ajo - El ajo (por su constituyente la alicina) puede causar una potente inhibición del crecimiento en la levadura y ser eficaz contra la candidiasis mucosa. La investigación sugiere que la alicina, debido a su efecto sobre la reducción del crecimiento de la biopelícula (un componente de la cándida que le permite volverse resistente a ciertos agentes antimicóticos), puede reducir la capacidad de la cándida para volverse resistente a los fármacos antimicóticos comunes. La alicina también puede disminuir la producción de cándida al alterar su membrana.

Por ser de interes incluimos un artículo publicado por el Dr. Mercola este recomienda los siguientes productos:

•El Ácido caprílico, un triglicérido de cadena media (MCT, por sus siglas en inglés) que se encuentra en el aceite de coco.

•La Berberina, la cual tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y de estimulación inmunológica. También, es muy eficaz en ayudar a las funciones mitocondriales.

•La Equinácea, propiedades antibacterianas y antibióticas, y además apoya el sistema inmunológico saludable.

•El Pau d'Arco es otro poderoso agente antifúngico que ha demostrado inhibir a la Candida albicans.

•El Aloe contiene un mucopolisacárido con poderosos beneficios inmunológicos; además beneficia a sus mitocondrias


Fuente:

Dra. Shayna Sandhaus , PhD

https://www.lifeextension.com/protocols/infections/fungal-infections-candida#SectionNutritionalTherapyforCandidaInfections

Dr. Mercola

21 vistas

Todos los derechos reservados © 2020 Vitamin Nutrition

Aceptamos tarjetas