Secreciones Toxicas en las células senescentes. Rápido envejecimiento

Actualizado: hace 4 días


La senescencia celular es un factor importante que contribuye al envejecimiento rápido y al riesgo de enfermedades degenerativas.


Cuando las células envejecidas pierden una funcionalidad saludable, se supone que deben morir y sus restos eliminados del cuerpo. Las células senescentes no siguen esta regla y permanecen en un estado altamente tóxico que daña las células sanas.


La senescencia celular es un factor importante que contribuye a los trastornos degenerativos y al envejecimiento sistémico. Estas se pueden eliminar parcialmente del cuerpo utilizando compuestos conocidos como senolíticos.


Los investigadores se dieron cuenta de que no basta con eliminar las células senescentes del cuerpo, porque cuando estas se vuelven senescentes, no se quedan ahí, como inertes. Sufren una serie de transformaciones que dan como resultado secreciones de altos niveles de compuestos tóxicos denominados colectivamente SASP o fenotipo secretor asociado a la senescencia.


SASP consiste en enzimas que degradan proteínas, dañan y destruyen las células sanas circundantes e inician la inflamación crónica.


Esta inflamación de bajo nivel daña silenciosamente tejidos y órganos, provocando enfermedades, disfunciones y envejecimiento acelerado.


La inflamación persistente también contribuye al aumento de peso y la obesidad, lo que aumenta el riesgo de diabetes tipo II y síndrome metabólico, junto con enfermedades cardiovasculares, cáncer y demencia.


El uso de medicamentos contra el cáncer, incluso en dosis muy bajas, preocupa a muchos entusiastas de la salud natural.


Todavía no es posible eliminar todas las células senescentes que se acumulan en nuestros cuerpos envejecidos. Lo mejor que podemos hacer es reducir lo que se conoce como “carga de células senescentes”.

Hace unos años, los investigadores de la Clínica Mayo demostraron que era posible eliminar selectivamente las células senescentes utilizando fármacos y otros compuestos conocidos como senolíticos.


Navitoclax y Dasatinib son dos medicamentos contra el cáncer que se han utilizado con éxito para eliminar las células senescentes.


Los estudios iniciales se basaron en medicamentos sintéticos contra el cáncer como parte del régimen senolítico. Los científicos han estado buscando agentes senolíticos que no dependan de estos fármacos.


Recientemente, han hecho descubrimientos que muestran la eficacia funcional de los senolíticos de origen vegetal.


En dos estudios recientes, se encontró que la apigenina inhibe el SASP. Esto resultó en una reducción de los compuestos proinflamatorios producidos por las células senescentes. La apigenina es un flavonoide que se encuentra en ciertas hierbas, frutas y verduras.


Los investigadores han hecho otro avance en la estrategia senolítica. Han identificado que la apigenina reduce los compuestos dañinos que emiten las células senescentes.


Un enfoque triple que utiliza quercetina, teaflavinas y apigenina altamente absorbibles puede atacar la senescencia celular desde múltiples ángulos, ayudando a librar al cuerpo del daño que causa.


A fines de 2019, se publicó un estudio que indica que el nutriente Quercetina tiene éxito como agente senolítico por sí solo, sin combinarlo con el fármaco contra el cáncer Dasatinib.


En este estudio, la quercetina eliminó las células senescentes de los riñones de los ratones. Esto condujo a una mejor función y una disminución de la fibrosis (cicatrización) que causa deterioro e insuficiencia renal.


También se ha demostrado que la quercetina inhibe las proteínas que bloquean la apoptosis, o muerte celular programada, en las células senescentes. Esto facilita que otros compuestos senolíticos eliminen las células dañadas de los tejidos.


El año pasado, un estudio confirmó que los senolíticos pueden eliminar las células senescentes en seres humanos.


En este ensayo, una dosis diaria de 100 mg de Dasatinib y 1000 mg de quercetina durante tres días resultó en una reducción significativa de las células senescentes.


Los resultados se observaron en el tejido graso, lo que abrió la puerta a posibles tratamientos senolíticos para quienes padecen obesidad, enfermedades metabólicas y más.


La fisetina biodisponible un flavonoide vegetal que se toma sobre la base diaria y es de bajo costo ayuda como senolíticos. Otra combinación de teaflavinas, quercetina y apigenina en una capsula, son opciones que las personas mayores de 35 a 45 años deben considerar para tomarla una vez a la semana en dosis de 3 capsulas en una sola toma.


Es poco probable que los individuos sanos más jóvenes necesiten senolíticos, ya que aún no han adquirido una " carga celular senescente " tóxica,


Fuente:

Calcinotto A, Kohli J, Zagato E, et al. Cellular Senescence: Aging, Cancer, and Injury. Physiol Rev. 2019 Apr 1;99(2):1047-78.

Childs BG, Li H, van Deursen JM. Senescent cells: a therapeutic target for cardiovascular disease. J Clin Invest. 2018 Apr 2;128(4):1217-28.

Hernandez-Segura A, Nehme J, Demaria M. Hallmarks of Cellular Senescence. Trends Cell Biol. 2018 Jun;28(6):436-53.

Life Extension Magazine. Artículo publicado por Jason Fitzgerald. Revisado por Dr. Gary Gonzalez , MD,

Herranz N, Gil J. Mechanisms and functions of cellular senescence. J Clin Invest. 2018 Apr 2;128(4):1238-

Soto-Gamez A, Quax WJ, Demaria M. Regulation of Survival Networks in Senescent Cells: From Mechanisms to Interventions. J Mol Biol. 2019 Jul 12;431(15):2629-43.

5 vistas0 comentarios