Buscar

Medidas de protección. La Ivermectina, Aspirina, antiinflamatorios


Primero vamos a señalar algunas medidas, aunque conocidas, es bueno que siempre sean recordadas:


Distanciamiento social. Evitar el contacto con personas infectadas es la estrategia más eficaz para protegerse del COVID-19. Debido a que el SARS-CoV-2 se ha generalizado en todo el mundo, debe asumir que las personas con las que entra en contacto pueden estar infectadas y mantenerse al menos a seis pies de distancia de ellas.


Evite los viajes no esenciales. Todos los viajes aéreos están asociados con la exposición de las personas y los agentes infecciosos que transportan. Se han documentado brotes de enfermedades infecciosas, como sarampión, influenza, SARS y muchas otras, a bordo de vuelos comerciales.


Lávese las manos. Lavarse las manos con frecuencia es una estrategia importante para protegerse contra todo tipo de enfermedades infecciosas.


Desinfecta superficies. Un estudio publicado en marzo de 2020 por científicos de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. (NIH) y los de CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) junto con UCLA y la Universidad de Princeton encontró que el SARS-CoV-2 era detectable en cartón durante hasta 24 horas y en plástico y acero inoxidable hasta tres días. Se detectó virus viable hasta por 28 a 68 días en superficies como vidrio, acero inoxidable, papel y billetes de polímero.

Afortunadamente, los coronavirus se pueden inactivar con agentes de limpieza y desinfección adecuados. Por lo tanto, mantener las superficies limpias y desinfectadas es importante para limitar la propagación de enfermedades infecciosas causadas por coronavirus.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) proporciona una lista de productos desinfectantes registrados por la EPA para su uso contra el virus SARS-CoV-2. La lista está disponible en la página web de la EPA para los interesados dando clic en este link:

https://www.epa.gov/pesticide-registration/list-n-disinfectants-use-against-sars-cov-2


¿Debería usar una mascarilla?

Sí, debe usar una mascarilla cuando esté en público. No solo es responsabilidad social, también es respeto para sus amigos y familiares.

Las mascarillas de respiración N95 están escasas, deben reservarse para los trabajadores de la salud. Es importante destacar que el uso de una máscara no es un sustituto del distanciamiento social.


La recomendación para el uso generalizado de mascarillas de tela es ayudar a reducir la propagación de COVID-19 en la población al reducir la propagación de gotitas respiratorias en el medio ambiente.


Según un estudio publicado en octubre de 2020, Cuando una persona infectada respira, libera aire contaminado en su entorno; el volumen de la “nube” de aire contaminado es aún mayor cuando la persona está hablando o tosiendo, el volumen de nubes de aire producidas por la tos sin máscara es aproximadamente de 7 y 23 veces mayor que las nubes de tos producidas cuando se usa una máscara quirúrgica y una máscara N95, respectivamente. Este estudio también encontró que la duración de la nube dura entre 5 y 8 segundos, independientemente de la máscara que use.

La ivermectina, un medicamento antiparasitario, se ha propuesto como un medicamento potencialmente útil en el contexto de COVID-19. Ha demostrado propiedades antivirales contra el SARS-CoV-2 in vitro. Sin embargo, las concentraciones del fármaco que lograron la inhibición viral del SARS-CoV-2 in vitro superan con creces las que se pueden alcanzar de forma segura de forma oral. Alguna evidencia preliminar sugiere que la ivermectina puede beneficiar a los pacientes con COVID-19.


Los primeros resultados no publicados de un ensayo en 400 pacientes con COVID-19 en Bangladesh encontraron que la ivermectina más el antibiótico doxiciclina (nombres comerciales Doxil 300, Doxifran etc) puede haber mejorado el tiempo de recuperación clínica en comparación con el placebo.


A partir de octubre se están llevando a cabo numerosos ensayos clínicos adicionales para evaluar la posible utilidad de la ivermectina en pacientes con COVID-19. Recuerde que este medicamento no es preventivo y debe usarse para este virus con el protocolo que le aconseja su medico.


La aspirina es de interés por su posible utilidad en el contexto de COVID-19. La coagulación excesiva y la coagulopatía son características grave pronunciadas del COVID-19. Debido a que la aspirina es un agente antiplaquetario bien tolerado con actividades antiinflamatorias, se considera una terapia potencialmente útil en el contexto de COVID-19, y la investigación en curso está evaluando si la terapia con aspirina puede mejorar los resultados en pacientes con COVID-19.


El acetaminofén y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) (Ej., Aspirina, ibuprofeno) se utilizan ampliamente como analgésicos y antipiréticos (reductores de la fiebre) de venta libre.


Recomendamos siempre consultar con su médico o proveedor de salud antes de medicarse sucesivamente con estos productos. La sobredosis de acetaminofén no es infrecuente, representa el 50% de todos los casos de insuficiencia hepática aguda en adultos en los Estados Unidos.


El enfoque más eficaz para minimizar la toxicidad del acetaminofén y los AINE sería evitar su uso por completo y elegir medios alternativos para el tratamiento de la inflamación y el dolor que usted puede verificar en nuestra página web. Sin embargo, debido a su eficacia para reducir la fiebre, tratar la inflamación y minimizar el riesgo trombótico y de cáncer (Mills 2012), es posible que el cese completo del uso de AINE, aspirina o acetaminofén no sea adecuado para todos. Cada vez que se toma acetaminofén, una forma preventiva es tomar al menos 600 mg de N-acetil L-cisteína junto con él para ayudar a proteger contra la toxicidad hepática. No obstante, recomendamos consultar con su médico.


Los usuarios crónicos de acetaminofén o AINE deben realizarse análisis de sangre periódicos para controlar la salud de su hígado y riñones. Un panel químico simple puede ayudar a evaluar la función renal y hepática, y un análisis de sangre de cistatina-C ayuda a evaluar la salud de los riñones.


Fuente:

Revista Life Extension Foundation

Artículo sobre apoyo respiratorio inmunológico revisado el 14 de diciembre 2020 por: Dr. Gary González, MD; Dra. Shayna Sandhaus, PhD., Química; Julia Dosik, MPH; Andrew Roberts Jr., MPH en Salud Global; Dra. Maureen Williams, ND

Artículo de Dr. Shayna Sandhaus, PhD sobre acetaminofén.

lifeextension.com/protocols/infections/respiratory

https://www.webmd.com/ https://en.wikipedia.org




50 vistas0 comentarios

Todos los derechos reservados © 2020 Vitamin Nutrition

Aceptamos tarjetas