Buscar

Estas verduras reducen riesgo de cáncer

Actualizado: ene 27


Muchas personas mueren anualmente por diferentes tipos de canceres que se pueden prevenir.


Recomendaciones básicas como mejorar la dieta, aumentar el ejercicio y cambiar los comportamientos poco saludables puede reducir significativamente el riesgo. Pero muchas encuestas señalan la dificultad de las personas para cumplir esta meta, por la forma estresante que se vive hoy en día y la falta de alimentos NO procesados y sin pesticidas.


Actualmente los estudios muestran que una mayor ingesta de verduras crucíferas se asocia con un riesgo reducido de cáncer.


Pero también la investigación en curso apunta a los efectos anticancerígenos de los compuestos que se encuentran en el brócoli y otras verduras crucíferas.


Un ensayo clínico mostró que un nutriente vegetal crucífero específico desencadenó una resolución completa de las lesiones cervicales precancerosas en el 100% de las mujeres, eliminando el riesgo de que las lesiones pudieran convertirse en cáncer.


Hasta hace poco, era difícil llevar estos nutrientes crucíferos al torrente sanguíneo en niveles lo suficientemente altos como para ser efectivos.


Pero ya los científicos han encontrado una forma de maximizar la actividad de los compuestos crucíferos para que puedan llegar a los tejidos de todo el cuerpo.


Dos nutrientes crucíferos están especialmente bien validados por sus propiedades para combatir el cáncer:


Sulforafano

DIM (3, 3'-diindolilmetano).


Lo primero es identificar cuales Verduras crucíferas contienen sulforafano


Lo primero es identificar cuales Verduras crucíferas contienen sulforafano

Las verduras crucíferas son un grupo de plantas comestibles que incluyen el brócoli, col rizada, verde y rojo, coliflor y brotes de Bruselas. Están cargados de nutrientes que se ha demostrado que ayudan a prevenir una amplia variedad de trastornos comunes.


En particular, las verduras crucíferas han demostrado la capacidad de proteger las células de varios procesos que resultan en transformaciones malignas.


Estudios han producido hallazgos similares, que muestran que el sulforafano destruye las células madre cancerosas, retarda el crecimiento de los tumores y promueve la muerte de las células cancerosas.


En estudios de laboratorio y en animales, el sulforafano se ha asociado con un crecimiento reducido de células cancerosas y un riesgo reducido de muchos tipos de cáncer, que incluyen:


· Mama

· Vejiga

· Pulmón

· Próstata

· Cuello uterino

· Sangre (leucemia)

· Boca

· Cerebro


Otro compuesto activo del brócoli, llamado DIM, también muestra la capacidad de ralentizar o incluso detener el crecimiento de las células cancerosas.


En un estudio notable, las mujeres con neoplasia intra epitelial cervical, un precursor del cáncer cervical, fueron tratadas con DIM.


Después de tres a seis meses, el 100% de las mujeres que recibieron 200 mg de DIM al día tuvieron su neoplasia completamente resuelta, en comparación con el 61% de las mujeres en un grupo de placebo.


Lo más sorprendente de estos compuestos crucíferos es que han mostrado estos efectos sobre el cáncer en prácticamente todos los tejidos estudiados.


Las verduras crucíferas como el brócoli han demostrado ser capaces de ralentizar e incluso revertir el desarrollo de muchos tipos de cáncer.


La investigación muestra que muchos de los efectos anticancerígenos se deben a dos compuestos derivados de estos vegetales: sulforafano y DIM.


Si bien DIM es estable y se absorbe fácilmente cuando se toma por vía oral, el sulforafano se convierte rápidamente en compuestos inactivos.


Para resolver este problema, los científicos desarrollaron un sistema de administración (glucorafanina más mirosinasa) que maximiza la cantidad de sulforafano disponible para su absorción en el torrente sanguíneo.


Al separar estos compuestos vegetales, mucho más sulforafano se vuelve biodisponible en el intestino delgado. Allí, se puede absorber rápidamente, proporcionando niveles sanguíneos más altos de este compuesto beneficioso (sulforafano).


Fuente:

Del articulo escrito por Kirk Stokel, revisado científicamente por: Dr. Crystal M. Gossard, DCN, CNS, LDN, en julio de 2020 y publicado en la Revista Life Extensión Magazine.



15 vistas0 comentarios

Todos los derechos reservados © 2020 Vitamin Nutrition

Aceptamos tarjetas