¿Cómo se infectan las personas? Un enfoques integrador para el Covid19

Actualizado: mar 25


Las gotitas respiratorias son una ruta importante de transmisión del SARS-CoV-2. En este tipo de transmisión viral, el virus se suspende en gotitas emitidas por el tracto respiratorio de un individuo infectado a través de un estornudo o tos, que luego son inhaladas por individuos cercanos no infectados. Debido a que las gotitas respiratorias juegan un papel tan importante en la transmisión del SARS-CoV-2, es imperativo que todos practiquen el distanciamiento social siempre que sea posible.

Otra posibilidad es que las gotas caigan sobre o cerca de personas no infectadas, se recojan en las manos y se transfieran al tracto respiratorio al tocarse la nariz, la boca o los ojos. Sin embargo, los de CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) declararon a mediados de mayo de 2020 que no es probable que la infección a través de superficies contaminadas sea una ruta importante de transmisión del SARS-CoV-2.

Es probable que el entorno y la actividad influyan en el riesgo de infección y en el grado en que las gotitas infecciosas se dispersan en la atmósfera. Por ejemplo, se cree que el riesgo es menor en entornos bien ventilados y de baja ocupación, y aumenta a medida que aumenta la ocupación y disminuye la ventilación, razón por la cual se cree que los entornos al aire libre tienen el menor riesgo, mientras que los entornos interiores abarrotados con poca ventilación tienen el mayor riesgo. De manera similar, se cree que el riesgo es mayor entre los grupos de personas que cantan o gritan que entre los que hablan normalmente porque gritar o cantar probablemente aumenta la dispersión de gotitas infecciosas de los individuos infectados. Mucho cuidado al asistir a bodas, fiestas principalmente donde hay personas cantando.


Otro asunto es la ruta de transmisión del aerosol que implica la inhalación de partículas virales muy pequeñas en el aire, posiblemente a cierta distancia de la persona infectada.


Estas partículas son más pequeñas que las descritas como gotitas respiratorias. La transmisión de aerosoles es una preocupación especialmente importante en los entornos sanitarios. Los aerosoles del SARS-CoV-2 son detectables hasta por tres horas.

Un problema crítico relacionado con la transmisión por aerosol del SARS-CoV-2 es que es poco probable que las mascarillas quirúrgicas holgadas o las de tela prevengan eficazmente la transmisión de partículas virales en aerosol. Es imperativo que el público comprenda que las mascarillas quirúrgicas o de tela no brindan protección al usuario contra partículas virales en aerosol. Más bien, estas máscaras están destinadas a ayudar a capturar algunas gotitas respiratorias expulsadas por individuos ya infectados.


El contacto directo de persona a persona es otro modo de transmisión de coronavirus como los asociados con el SARS, el MERS y el brote actual de COVID-19. En estos casos, el virus se transfiere cuando una persona no infectada entra en contacto directo con una persona infectada que se está propagando activamente. Un estudio publicado a principios de octubre descubrió que el SARS-CoV-2 puede sobrevivir hasta nueve horas en la piel humana. Sin embargo, este estudio también mostró que el virus podría inactivarse en 15 segundos con la aplicación tópica de alcohol (etanol).


Existen muchas terapias integradoras con propiedades antivirales e inmunomoduladores bien establecidas. aunque las mismas no necesariamente son validadas como efectivas específicamente para enfermedades virales severas que resultan en SDRA o SARS, son razonables al inicio de los signos y síntomas de infecciones del tracto respiratorio para brindar un apoyo óptimo para el tracto respiratorio y / o el sistema inmunológico.


Para el tracto respiratorio y apoyo inmunológico, se ha recomendado una acción rápida para ayudar a mitigar la probabilidad de una evolución de la infección a un curso más grave. Durante los signos y síntomas iniciales de una enfermedad respiratoria, comuníquese con su médico personal lo antes posible y considere seriamente las siguientes opciones para respaldar su salud respiratoria y la salud de su sistema inmunológico.


ENFOQUE INTEGRADOR PARA COVID19.


Pastillas de zinc lozenges: disuelva completamente en la boca una pastilla que contenga 18,75 mg de acetato de zinc cada dos horas de vigilia. No exceda las 8 pastillas diarias y no las use por más de tres días consecutivos.


Ajo: Tome de 9,000 a 18,000mg de ajo con alto contenido de glicina todos los días hasta que los síntomas desaparezcan. Tómelo con alimentos para minimizar la irritación del estómago.


Vitamina D: si aún no mantiene un nivel en sangre de 25-hidroxivitamina D superior a 50 ng / ml, tome 50.000 UI de vitamina D el primer día y continúe durante tres días más y reduzca lentamente la dosis a alrededor de 5.000 UI de vitamina. D todos los días. Si ya toma alrededor de 5000 UI de vitamina D al día, probablemente no necesite aumentar su ingesta.


Cimetidina: Tomar 800-1200 mg al día en dosis divididas. La cimetidina es un medicamento para la acidez de estómago que tiene potentes propiedades de apoyo inmunológico. (Se vende en farmacias sin receta como tagamet o cimetin 400). También algunos médicos usan Famotidina que, a diferencia de la cimetidina, es un inhibidor débil de las enzimas macrosómicas hepáticas y, en dosis terapéuticas, carece de efectos antiandrógenos.


Melatonina: tome de 3 a 50 mg antes de acostarse.


Evite retrasos. Una vez que se permite que los microbios (Ej., Bacterias, virus) que causan infecciones respiratorias se multipliquen, pueden replicarse rápidamente y es posible que estrategias como las pastillas de zinc no sean efectivas. Las intervenciones deben iniciarse tan pronto como se manifiesten los signos y síntomas. Aunque este régimen no se ha estudiado específicamente en el contexto de una enfermedad viral grave que da lugar a SDRA o SARS, se recomienda la implementación de esta estrategia junto con un médica calificado lo antes posible después de la aparición de los síntomas de infección del tracto respiratorio superior.


A continuación, se proporcionan otras intervenciones integradoras adicionales para ayudar a proporcionar apoyo funcional para la salud del tracto respiratorio y el sistema inmunológico en el contexto de infecciones virales del tracto respiratorio superior.


La vitamina C. Varios estudios han demostrado que la vitamina C, tanto antes como poco después de la aparición de los síntomas de infecciones del tracto respiratorio superior, puede ayudar a aliviar la carga de síntomas y reducir la duración de la enfermedad.


N-acetilcisteína (NAC). La N-acetilcisteína (NAC) es un derivado de aminoácido con propiedades mucolíticas que se utiliza a menudo en el contexto de enfermedades respiratorias. Sobre la base de algunos datos de observación positivos durante finales de 2019 y principios de 2020, algunas instituciones han comenzado a utilizar NAC como parte del tratamiento estándar de pacientes en el entorno hospitalario


La lactoferrina, una glicoproteína involucrada en la respuesta inmune y varias otras funciones, se encuentra en los fluidos secretados y es abundante en la leche (de pecho y de vaca). La lactoferrina tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas bien documentadas. Parece ejercer efectos antivirales activando las citocinas antivirales interferón (IFN) -α / β y estimulando la actividad de las células asesinas naturales (NK) y las respuestas de las citocinas.


El selenio tiene importantes actividades antioxidantes, antiinflamatorias y antivirales en el cuerpo, y la deficiencia se asocia con un mayor riesgo de infección viral.


Probióticos. Un creciente cuerpo de evidencia muestra que las especies de Bifidobacterium y Lactobacillus pueden apoyar la salud de la respuesta inmune y pueden reducir la aparición, gravedad y duración de infecciones virales del tracto respiratorio como la influenza.


EGCG es un polifenol del té verde. Debido a sus amplios efectos de beneficio inmunológico, el EGCG se ha propuesto como un agente prometedor para respaldar la respuesta inmunitaria del huésped en el contexto de infecciones virales como el SARS y el MERS.


Fuente:

Revista Life Extension Foundation

Revisores: Dr. Gary González, MD; Dra. Shayna Sandhaus , PhD., Química; Julia Dosik, MPH; Andrew Roberts Jr., MPH en Salud Global; Dra. Maureen Williams , ND

lifeextension.com/protocols/infections/respiratory

https://www.webmd.com/

https://en.wikipedia.org/





13 vistas0 comentarios